8.Evitar discursiones innecesarias

de del

Es importante saber zanjar un tema si volver obsesivamente sobre él, evitando discursiones que no conducen a nada, más que alimentar la ira, que nunca es buena consejera.